La Canónica es un espacio anexo a la Seu Vella que en época medieval, además de albergar los órganos de gestión de la catedral, también acogía la “Pia Almoina”, o comedor de los pobres.
Muestra de ello son los restos de pintura mural que se conservan con escenas de comida de peregrinos, mendigos…

La Gordana, que según la documentación era el nombre de la cocinera de la Pia Almoina en el año 1338, nos enseña la poca variedad de alimentos que tiene para cocinar para los pobres, lo difícil que es conservarlos y nos facilitará la receta de pan ázimo para que niños y adultos puedan elaborar su propio pan.